Despedidas - Cristina Samaniego

Despedidas

octubre 29, 2014
Talleres-verano-Cristina-Samaniego-OP
taller-danzas-indias-nachna
6

 

Llevo años sin publicar en el blog, la nueva apertura de la escuela me ha dejado sin un solo momento para escribir, pensé en dejar de lado el blog, pensaba que quizas, esto perteneciera a otra época. El caso es que llevo un tiempo hablando con algunas de mis alumnas de un tema que me parece interesante y me he animado a regresar por estos mundos a hablar sobre temas de la Danza Oriental. 
¿Que pasa cuando una alumna lleva muchos años contigo y deja tus clases?
Pues no pasa nada, es bueno volar, tomar clases con otras profesoras, el enriquecerse, el despejarse, el cambiar de actividad… O por lo menos yo lo veo asi. La vida da muchas vueltas, la vida cambia y por eso es bueno que la vida de una escuela o las alumnas de una profesora cambien, es como un proceso natural que nos permite renovar, evolucionar y no estancarnos.
Las cosas llegan a su fin, y hay que aceptarlo, es mejor dejar algo a tiempo, que quedarte en un sitio donde no estas agusto y por este motivo, empezar a generar problemas donde no los hay.
Mi maestra Gloria Alba, llegado a un punto, te anima a que dejes sus clases y estudies con otras profesoras, es una forma bonita de echarte de sus clases, ella lo tiene muy claro, le gusta renovar la gente y cuando llevas muchos años y no tienes intencion de marcharte, te anima a irte ella. Porfavor no malinterpreteis mis palabras sobre ella, es un tema mas profundo de lo que explico pero para es para no enrollarme. 
Muchas alumnas dejan de venir a clase, sea por que no quieren seguir, un cambio de trabajo, incompatibilidades… Y les cuesta mucho decirmelo, creen que me voy a enfadar, cuando mas bien me pasa todo lo contrario, por eso aprovecho para escribir sobre el tema, y que estas cosas dejen de ser una preocupacion para las alumnas.
Es cierto que me han contado que otras profesoras te tratan si dejas sus clases como si le traicionaras o algo asi, pero bueno yo pienso de otra manera y por eso lo comparto.
Para todas las que os toca marcharos, mucha suerte en vuestro camino, para mi no cambia nada, me tendreis siempre que me necesiteis y las puertas de la escuela quedan abiertas.