Danza Oriental vs Gimnasios - Cristina Samaniego

Danza Oriental vs Gimnasios

abril 30, 2012
4
3
7

 

Cada vez esta cogiendo mas fuerza la Danza Oriental en los gimnasios, lo cual genera cosas positivas y negativas. Escribo para aclarar sobre este asunto. Todo parte de los gimnasios que quieren ampliar su  oferta de actividades  incluyendo Danza Oriental a un precio muy bajo o sin coste extra a la cuota del gimnasio; Esto implica, que se exija a los monitores que trabajan para ellos, que den estas actividades sin estar formados en este campo, porque es mas económico que contratar a un profesional en Danza Oriental. Depende de estos monitores el formarse bien o no, pero no se les exige.
Las personas que van a los gimnasios tienen por una cuota muy reducida todas las actividades incluidas, lo positivo es que permite que la Danza Oriental llegue  a todos los públicos, el problema esta en que en estos centros no se ofrece calidad, ni una formación continuada, ni por niveles y si una alumna sufre una lesión no significa que la Danza Oriental sea perjudicial para la salud, cosa que aprovecho para aclarar que no es así, mas bien todo lo contrario. He recibido en mis clases a alumnas de estos gimnasios y me sorprende el daño que esta situación crea hacia la Danza Oriental, me gustaría decir que para conocer realmente la danza oriental hay que ir a una escuela profesional con un profesor cualificado, lo cual no significa dejar de ir al gimnasio, solo significa que si se quiere conocer la danza oriental de forma correcta hay que hacerlo fuera de los gimnasios por los motivos que he mencionado arriba. En mis clases también he recibido a profesores del gimnasio que quieren formarse bien porque sienten la responsabilidad, para ellos mi enhorabuena por su respeto a la Danza.
Para que un bailarín o profesor este bien formado no solo vale con talleres puntuales de fin de semana, necesitan hacer una formación continuada y de muchos años, como cualquier otra carrera. Este post no va en contar de los gimnasio solo pretende aclarar la situación que genera frente a la Danza Oriental.